Skip to main content

Tto de bruxismo

La toxina botulínica es una neurotoxina producida por una bacteria y que cuenta con muchos beneficios tanto para la estética como para la salud. Esta sustancia se encarga de relajar la acción muscular, de ahí su uso para evitar las arrugas o reducir síntomas de trastornos neuromusculares.

Como ya hemos dicho, se utiliza a través de pequeñas inyecciones en los músculos de la mandíbula para relajar su tensión y así tratar el bruxismo. Es un procedimiento totalmente ambulatorio y mínimamente invasivo, dejando que el paciente continúe su vida de forma normal tras la sesión.

Elige una fecha para agendar este tratamiento